Crónica de la I Jornada de Justicia Restaurativa en Andalucía

Publicado por:

El pasado 27 de abril se celebró en el Parlamento Andaluz la I Jornada sobre Justicia Restaurativa en Andalucía, organizada por la Federación Andaluza ENLACE y la Asociación Andaluza de Mediación AMEDI, contando con la participación de representantes del Gobierno Vasco y del Gobierno de Andalucía, así como del Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo Andaluz y miembros de los Grupos Parlamentarios.

La jornada fue inaugurada por Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento de Andalucía, quién dio la bienvenida a las personas presentes y señaló la importancia de promover la justicia restaurativa en la sociedad y, en especial, entre la población joven.

Antonio Escobar, presidente de la Federación Andaluza ENLACE, tomó la palabra mencionando las principales ventajas del uso de la justicia restaurativa, señalando las carencias del modelo judicial que tenemos en tanto que “no ataja los problemas actuales” y haciendo hincapié en que “la justicia restaurativa promueve una justicia que une, en vez de separar”.

A continuación, la mesa institucional profundizó sobre la temática de la jornada, tomando la palabra, en primer lugar,Purificación Gálvez, Secretaria General de Servicios Sociales, que destacó la importancia de la mediación, una de las herramientas de la justicia restaurativa, aludiendo a que esta es necesaria y tiene que ser llevada a cabo por profesionales.

Luego llegó el turno de Miren Gallastegui, Viceconsejera de Justicia del Gobierno Vasco, que habló sobre el éxito de la implantación de la justicia restaurativa en el País Vasco, siendo esta comunidad “pionera y referente en justicia restaurativa”, así como del programa Gakoa, dirigido a “hombres condenados por violencia de género”.

Prosiguió la mesa institucional con la ponencia de Mª Concepción Sáez, Vocal del Consejo General del Poder Judicial, quien declaró que “la justicia convencional olvida a la víctima y frente a ello tenemos la justicia restaurativa, que nos introduce en el tiempo de las víctimas”. Apostó también por el diálogo y la mediación, diciendo que “la mediación penal intrajudicial respeta las garantías del Estado democrático de derecho”.

Para dar fin a esta primera parte, intervino Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, que enfocó la justicia restaurativa desde la óptica del menor diciendo que “los/las menores están en el campo de la educación y no en el de la condena”. Maeztu apostó también por fortalecer a la ciudadanía en la defensa de sus intereses para que adopten un papel protagonista y puedan obtener la reparación del daño, algo que la justicia restaurativa permite.

Tras la mesa institucional, se dio paso a una serie de ponencias marco, en la mesa que moderó Marta García, mediadora de ENLACE.

El primer turno de palabra lo tuvo Pilar Calatayud, Gerente de Mediara, con una conferencia titulada “Cambiando la idea de Justicia”. Calatayud explicó la importancia de la mediación en los conflictos, no sólo como alternativa a las resoluciones judiciales, sino como forma de resolverlos. Señaló la conveniencia de realizar acciones de difusión para dar a conocer la mediación y sus beneficios.

En segundo lugar, intervino Roberto Moreno, Responsable del Servicio de Justicia de Adultos del Gobierno Vasco quien, en su ponencia titulada “El modelo vasco de Justicia Restaurativa”, refirió la importante labor de las entidades sociales, a menudo poco reconocida, en muchos casos,  sostenedora de servicios públicos, a pesar de la precariedad económica. Aterrizó concretamente en los servicios de mediación, cuyos profesionales deben ser reconocidos y remunerados, al igual que el resto de agentes que intervienen en un proceso judicial. Asimismo, Moreno alabó las herramientas de la justicia restaurativa para conseguir la satisfacción de los intereses de las víctimas y la reinserción de las personas, dado que su eficacia es mayor, cuánto más graves son los delitos. Acabó su intervención con una proclama propia que sustituye al dicho “el que hace, la paga” ya  que, en palabras de Moreno, “el que la hace, la repara”.

En tercer y último lugar, Raúl Calvo, profesor de la Universidad de Girona, en su ponencia “Retos para la Justicia Restaurativa”,expuso una serie de retos que la justicia restaurativa tiene pendientes. Entre ellos, comenzó diciendo que la mediación “no es el McDonalds del proceso judicial”, pues no se trata de una “respuesta de segundo orden”, sino de aplicar un enfoque diferente para dar solución a conflictos que no quedan resueltos por una sentencia. Nos habló de que lo restaurativo “no es una moda pasajera”, ni una forma de “castigar de una manera más sibilina e innovadora”, del mismo modo que la impunidad tampoco puede ser restaurativa.

Después de un breve descanso, la jornada se reanudó con una mesa redonda que dio la oportunidad de debatir el modelo de justicia restaurativa que queremos para Andalucía. Moderada por Pepe Castilla, de AMEDI, contó con la presencia de representantes de todos los grupos presentes en el Parlamento de Andalucía (Noemí Cruz, del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Bueno, del Grupo Popular, Juan Moreno, de Podemos, y Marta Bosquet, de Ciudadanos), con la excepción de IU, que excusó la ausencia por surgirle un imprevisto familiar a la persona que iba a acudir. Coincidiendo en los beneficios de la justicia restaurativa para el sistema, en esta mesa redonda,se habló de posibles modelos y su implantación en Andalucía. Igualmente, se trató sobre las posibles líneas estratégicas que las distintas formaciones políticas podrías seguir para la consecución de resultados. La mesa terminó con un turno de intervenciones del público que puso cierre a la mañana.

 

0
  Entradas relacionadas

Añadir un comentario


5 × dos =