ENLACE denuncia la preocupante tendencia a criminalizar a la juventud

Publicado por:

Ante las recientes noticias que muestran el uso de intimidantes y desproporcionados controles policiales antidroga en autobuses escolares, ENLACE reclama un enfoque educativo y no represivo para abordar la prevención del uso de drogas en nuestras aulas.


La Federación Andaluza ENLACE, que agrupa a 103 entidades que trabajan en el ámbito de las drogodependencias y la exclusión social, manifiesta su preocupación por la tendencia a abordar el uso de drogas entre menores con un enfoque más represivo que pedagógico. ENLACE señala que la prevención de drogodependencias debe basarse en intervenciones continuadas, de seguimiento y acompañamiento, en las que se trabaje en todos los ámbitos de socialización del/de la menor, y para la que es fundamental contar con experiencia y formación específica.

En este sentido, además de estos controles policiales en autobuses escolares, el Ministerio del Interior sigue desarrollando el Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar que se basa en charlas puntuales de policías y guardias civiles en las escuelas, pese a que los Estándares Europeos de Calidad en la Prevención de Drogas y la mayoría de las investigaciones científicas establecen que este tipo de intervenciones son poco eficaces y, en ocasiones, contraproducentes.
Antonio Escobar, presidente de ENLACE, señala que “podemos blindar los colegios con policías nacionales, locales y la guardia civil al completo, pero sin un trabajo educativo serio, el menudeo y el consumo de droga entre menores seguirá siendo una realidad. Eso sí, se volverá incluso más oculta a nuestros ojos, al buscarse la manera de eludir la vigilancia policial.”

“La aplicación de un modelo policial y criminalizador no es una solución efectiva”, continúa Antonio Escobar, “llevamos décadas aplicando soluciones policiales a conflictos y problemáticas sociales, y el resultado es que la sociedad es más insegura e injusta cada día. No implantemos este modelo en los colegios”.

En cambio, ENLACE plantea que se deberían extender a todos los colegios e institutos aquellos programas que impulsan un papel protagonista de los y las menores en la adquisición de habilidades sociales, como los programas de mediación escolar en el marco de la Justicia Restaurativa. Los centros educativos tienen una función preventiva fundamental, que es la de dotar a la juventud de herramientas para desenvolverse en esta sociedad, tomar decisiones autónomas, fomentar el respeto y la solidaridad, aprender a cuidarse… Cuando la escuela es capaz de dotar al alumnado de este equipaje se está realizando una eficaz labor preventiva de conflictos y problemáticas, incluidas las drogodependencias.

Para ello, concluye Antonio Escobar, “hay que aumentar notablemente el presupuesto dedicado a Educación, en vez de potenciar los recursos destinados a la represión. Hay que dotar a los centros escolares de personal especializado en prevención y resolución de conflictos, ofrecer formación y apoyo constante al profesorado, apoyar iniciativas educativas innovadoras y potenciar mecanismos de coordinación entre las asociaciones, incluidas las especializadas en la prevención de drogodependencias, y los centros educativos.”

0
  Entradas relacionadas

Añadir un comentario


14 − doce =