Con el convencimiento de que las adicciones son consecuencia de un modelo social que genera desigualdad e injusticia, y que avoca a las personas a vivir situaciones de vulnerabilidad y exclusión social, nuestras actuaciones no se han centrado solo en la persona que presenta un consumo problemático, sino en todos aquellos factores que directa o indirectamente provocan esa adicción, destacando entre otros la intervención sobre el entorno, con el objetivo último de la transformación social.

Desde nuestro nacimiento como movimiento asociativo de drogodependencias, hemos trabajado en la defensa de los derechos de estas personas y sus familias, y realizado reivindicaciones permanentes ante las administraciones públicas para una mayor inversión de recursos y un apoyo real a las organizaciones que trabajamos en este ámbito. Desarrollamos una continua labor de incidencia política con el objetivo de que las adicciones continúen teniendo un espacio en las políticas públicas, así como una labor de sensibilización social para visibilizar esta problemática e implicar a la ciudadanía en su abordaje.

Este trabajo se materializa en: el análisis de propuestas legales y planes relacionados con nuestro ámbito de intervención, la presentación de propuestas y mociones, la comparecencia en el Parlamento de Andalucía para temas concretos o para la valoración de los presupuestos andaluces, la interlocución permanente con los Grupos Parlamentarios y distintas administraciones para trasladar necesidades y demandas, y la difusión de comunicados e informes para dar a conocer esta realidad a la sociedad.
Algunas de las actuaciones más relevantes han sido:

Las negociaciones con los distintos Grupos Parlamentarios para que se incluyeran nuestras aportaciones en el anteproyecto de Ley de Servicios Sociales de Andalucía, consiguiendo que se incluyera el tratamiento de adicciones como una prestación garantizada y la prioridad de las entidades sin ánimo de lucro para la concertación de los servicios sociales.

La comparecencia desde hace 17 años ante la Comisión de Hacienda y Administración Pública del Parlamento de Andalucía para valorar los presupuestos andaluces, haciendo propuestas concretas que en algunos ejercicios conllevaron un aumento del presupuesto del Plan de Drogodependencias.

La participación activa en el Consejo Asesor sobre Drogas y Adicciones, en la redacción del II Plan Andaluz, en su evaluación, y en la elaboración del III Plan Andaluz, donde se han incluido siempre algunas de nuestras propuestas.

La campañas realizadas a lo largo de los años para mejorar la sanidad en prisión, para que las personas presas con problemas de adicciones pudieran acceder a los mismos recursos y tratamientos de adicciones, la creación de los SOAJP (Servicios de Orientación y Atención Jurídica Penitenciaria) en Andalucía, la defensa de las alternativas a la prisión, las propuestas a la reforma del Código Penal, y la demanda de recursos específicos para las personas con patología dual, entre otras.