La Justicia Restaurativa despierta cada vez más interés en todo el mundo

Publicado por:

La Justicia Restaurativa es un paradigma teórico y un conjunto de herramientas prácticas que está transformando la manera de responder a los conflictos y a la delincuencia en países de todos los continentes. Según este paradigma lo más efectivo para obtener sociedades más seguras no es aplicar castigos crueles y desproporcionados sino partir de las necesidades de las víctimas y enseñar a las personas infractoras a responsabilizarse de sus acciones. El enfoque restaurativo, que se lleva a cabo a través de técnicas como la mediación penal o los círculos restaurativos, fomenta el empoderamiento ciudadano y promueve una justicia menos vengativa y más sanadora.

En ENLACE llevamos trabajando en este ámbito desde el año 2000 y desde 2008 ofrecemos Servicios de Mediación Penal en las provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla, por lo que hemos comprobado en primera persona que esta nueva perspectiva funciona, ya que consigue reparar el daño de las víctimas y reduce la reincidencia de las personas infractoras. Además los estudios realizados en aquellos países donde la Justicia Restaurativa está más consolidada confirman sus virtudes.

Recientemente Jorge Ollero, responsable del Área de Mediación y Justicia Restaurativa de ENLACE, ha viajado a Costa Rica y al País Vasco para contar nuestra experiencia en la promoción y aplicación de la Justicia Restaurativa, y hemos visto que este paradigma despierta cada vez más interés.

En San José, Jorge participó en el XIX Seminario Iberoamericano sobre Drogas y Cooperación con una ponencia titulada “Justicia Restaurativa. Una visión global”. Este Seminario está organizado por RIOD, la Red Iberoamericana de ONGs que trabajan en Drogas y Adicciones, formada por 43 entidades de España y Latinoamérica. En su ponencia hizo un recorrido por las experiencias de Justicia Restaurativa que se practican por todo el mundo, destacando algunas como:

– Las conferencias familiares restaurativas en los sistemas de justicia juvenil de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica.
– Los círculos restaurativos en Canadá y los Estados Unidos, incluyendo algunas experiencias que trabajan específicamente la problemática de las drogodependencias.
– El uso de la perspectiva restaurativa en las escuelas del Reino Unido, donde está sirviendo para reducir el acoso escolar y las conductas problemáticas en las aulas.
– La aplicación de la Justicia Restaurativa en las prisiones belgas.
– La iniciativa holística que intenta crear una ciudad completamente restaurativa en Hull, Reino Unido.
– Y, por supuesto, los logros que ha conseguido el Programa de Mediación Penal de la Federación ENLACE en sus 9 años de existencia.

Además, en esta ponencia repasamos los estudios científicos que han testado la eficacia de la Justicia Restaurativa. Así, hicimos referencia al meta-análisis de Sherman & Strang “Restorative Justice: the evidence”, que en 2007 recopiló 36 estudios sobre prácticas restaurativas concluyendo que:

– Reduce la reincidencia de las personas infractoras de manera clara, especialmente en delitos contra la propiedad y lesiones, y sobre todo si se compara con la prisión.
– Reduce el estrés post traumático de las víctimas.
– Reduce el deseo de venganza de las víctimas.
– Incrementa la satisfacción con la Justicia tanto de víctimas como de personas infractoras.
– Reduce el coste económico de la Justicia si se utiliza como alternativa a la prisión.
Respecto a los costes económicos, también citamos el estudio de la criminóloga Joanna Shapland, comisionada por el Ministerio de Justicia británico en 2008, que estimó que por cada libra invertida en programas de Justicia Restaurativa, el gobierno se ahorraría 9 debido a la menor reincidencia y la consiguiente reducción de gastos judiciales y carcelarios.

Muchos de los países latinoamericanos asistentes a este Seminario de RIOD consideran la Justicia Restaurativa como una alternativa esperanzadora frente a las políticas de mano dura de la “guerra contra las drogas”, que solo han conseguido encarcelar y ahondar en la exclusión social de las personas más vulnerables de sus sociedades, últimos eslabones en el comercio global de las drogas.

Tras este estimulante viaje a tierras centroamericanas, el día 18 de mayo Jorge participó en un taller sobre Justicia Restaurativa en el Insituto Internacional de Sociología Jurídica de Oñati, en Gipuzkoa. Este taller, organizado por el Departamento de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, fue coordinado por Tim Chapman y Roberto Moreno, miembros del European Forum for Restorative Justice, donde la Federación ENLACE participa activamente como único miembro andaluz. Gracias a la generosidad de Roberto Moreno, que es el Responsable del Servicio de Justicia de Adultos del Gobierno Vasco, pudo visitar al día siguiente el Servicio de Mediación Intrajudicial, comprobando la apuesta política vasca por un sistema de Justicia Restarautiva integral, gratuito y entendido como un servicio público para toda la ciudadanía. Este Servicio de Mediación atiende más de 1.500 casos al año, fomentando la reinserción de las personas infractoras y la participación de la ciudadanía en la gestión de sus propios conflictos, lo cual redunda en una menor carga de trabajo de los órganos judiciales.

 

Desde ENLACE llevamos años reclamando a la Administración andaluza que tome nota de las experiencias que tanto éxito demuestran dentro y fuera de nuestras fronteras y que, en consecuencia, promueva de forma clara un servicio público de Justicia Restaurativa y Mediación Penal. Andalucía es la comunidad autónoma con más personas presas de todo el Estado. Tenemos la desgracia de que casi 14.000 andaluces y andaluzas estén privados de libertad, y que la mayoría lo estén debido a sus problemas de adicciones y exclusión social, habiendo cometido delitos que podrían haberse gestionado desde una alternativa restaurativa. Por eso es tan urgente que la Justicia Restaurativa despegue en nuestra tierra y por eso seguiremos trabajando en ENLACE.

0
  Entradas relacionadas
  • No related posts found.

Añadir un comentario


seis − 3 =