La pobreza y la exclusión social están directamente relacionadas con la violencia de género

Publicado por:

Como entidad miembro de la Red Andaluza de lucha contra la Pobreza (EAPN-Andalucía), compartimos y apoyamos al 100% el manifiesto de la red EAPN-ES.

25N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

En el marco del 25º aniversario de la adopción de la Plataforma de Acción de Beijing, como primer referente internacional en el compromiso por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y con motivo del 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la red EAPN -ES quiere manifestar que la desigualdad entre mujeres y hombres, así como la pobreza y la exclusión social, están directamente relacionadas con la violencia de género.

La violencia contra las mujeres sigue siendo un obstáculo para alcanzar la igualdad, el bienestar, la paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas. La promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de no dejar que nadie se quede atrás, no podrá cumplirse sin poner fin a la violencia contra las mujeres. El objetivo 5, que se refiere específicamente a lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas, está lejos de cumplirse.

Desde la red de EAPN entendemos la violencia de género en un sentido amplio; de acuerdo a la definición de la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer de la ONU (CEDAW), que engloba:

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Más de 1074 mujeres han sido asesinadas en España desde 2003, año en el que se iniciaron las estadísticas. En lo que llevamos del 2020 se han contabilizado 41 asesinatos de mujeres. De acuerdo a los resultados de la última Macroencuesta sobre Violencia contra la Mujer (2019), más de la mitad de las mujeres (57,3%) residentes en España de 16 o más años han sufrido violencia a lo largo de sus vidas por ser mujeres. Suponen 11.688.411 de mujeres. No estamos, por tanto, ante un fenómeno anecdótico sino ante un hecho con un enorme impacto social y elevadisimas dosis de sufrimiento.

La violencia de género es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual. Además, en el análisis de la violencia y en las intervenciones para combatirla, hay que tener siempre en cuenta una mirada interseccional, entendiendo que las mujeres no son un grupo homogéneo y que no están igualmente posicionadas en las estructuras sociales sino que existen otros factores, como la clase, la etnia, el lugar de procedencia, la orientación sexual, la edad o el tipo de capacidades, etc. que influyen en las situaciones de violencia que se ejercen contra ellas. El análisis interseccional nos ayuda a comprender cómo operan las injusticias y la desigualdad social desde una base multidimensional.

La violencia de género tiene un impacto tremendo sobre las mujeres más pobres; ya que, por un lado, no poseen la autonomía económica que les permita poder salir de la situación de violencia. Por otro, ser víctima de violencia de género es uno de los factores que pueden llevar a las mujeres a situaciones de pobreza y exclusión social. No podemos olvidar, por otro lado, los efectos dramáticos de la violencia de género sobre las niñas y los niños, con consecuencias nefastas sobre su salud física y mental.

La situación creada a raíz de la crisis surgida por la pandemia Covid-19 no ha hecho sino agravar la situación de las mujeres y la brecha de género todavía existente en nuestra sociedad.

En este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las Mujeres, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión social en el Estado Español (EAPN-ES) reivindica que es necesario desarrollar políticas y medidas apropiadas para prevenir y erradicar la violencia de género y, consecuentemente, las causas y las formas de pobreza que les afectan de manera específica. Es una cuestión de derechos humanos y de democracia.

0
  Entradas relacionadas
  • No related posts found.

Añadir un comentario


ocho + 15 =