Liberación denuncia el desmantelamiento del sistema público de atención a las personas con adicciones

Publicado por:

Las 28 entidades de adicciones de Sevilla federadas en Liberación consideran intolerable el cierre temporal del Centro de Tratamiento Ambulatorio (CTA) del Polígono Sur.

Sevilla, 28 de julio de 2021. Ante la reciente noticia del cierre temporal del Centro de Tratamiento Ambulatorio (CTA) de Polígono Sur y su desvío al Centro Social Miraflores en la Zona Norte de Sevilla, la Federación Provincial Liberación denuncia la falta de recursos humanos en ambos centros. Esta situación no es nueva, desde hace casi un año son varios los Centros de Tratamiento Ambulatorio que han sido trasladados al Centro Social Miraflores: La Rinconada, Polígono Norte y Coria del Río (a más de 20 kilómetros del mismo). Esta situación repercute negativamente en los procesos de incorporación social de las personas con adicciones, ya que el Centro Social Miraflores se encuentra más alejado y eso dificulta el acceso de la población más vulnerable y con dificultades económicas. Este hecho se suma a que un gran número de Centros de Tratamiento Ambulatorio carecen del personal necesario y no se están cubriendo las bajas: falta de médicos, administrativos/as o trabajadores/as sociales viene siendo la dinámica habitual de estos centros, repercutiendo directamente en la atención y procesos de inserción de las personas con problemas de adicciones.

No es admisible el recorte de servicios públicos, con mayor agravante en los barrios más desfavorecidos de Sevilla. Este es el caso de Polígono Sur, considerado el barrio más pobre del Estado español según el informe anual del INE (2021). Son en estos barrios donde existen dinámicas de consumo de drogas más cronificadas, por lo que estos centros de atención y tratamiento a las personas con adicciones son más necesarios si cabe.

Por otro lado, Liberación considera que “la adherencia a un tratamiento integral y personalizado estando el recurso tan alejado de la población es ficticia”, pues el tratamiento farmacológico (entrega de metadona en los Centros de Salud) es solo una pata más del proceso terapéutico. Es imprescindible que los Centros de Tratamiento Ambulatorio sean recursos dotados con el personal técnico suficiente, accesibles, cercanos y que respondan a las necesidades del colectivo. Además, descentralizando la atención en diferentes localizaciones, se pone en riesgo un trabajo en red real y efectivo.

Las personas que requieren gran parte de estos servicios sufren una doble exclusión: no contar con los recursos necesarios para poder vivir con dignidad y no poder acceder a recursos públicos básicos. Liberación exige que se tomen las medidas oportunas para acabar con esta situación claramente injusta que vulnera el derecho a la salud y a la atención social de tantas personas vulnerables.  

0
  Entradas relacionadas
  • No related posts found.

Añadir un comentario


uno × cinco =