ENLACE y UNAD ante el 8M

Publicado por:

Desde la Federación Andaluza ENLACE y toda la red UNAD, con motivo del 8M, Día Internacional de la Mujer, queremos visibilizar y denunciar la situación en la que se encuentran las mujeres con problemas de adicciones.

Muchas de las mujeres atendidas en nuestra red de adicciones sufren de exclusión social severa. El impacto de la desigualdad de género se manifiesta en escasez de recursos económicos y materiales, difícil acceso o falta de vivienda, infravivienda, dificultades para conseguir un empleo digno y estable, etc.

La pobreza y la exclusión social tienen nombre y rostro de mujer. Y desde una mirada interseccional, entendiendo que las mujeres no son un grupo homogéneo y que no están igualmente posicionadas en las estructuras sociales, existen otros factores que hacen que las mujeres con problemas de adicciones sufran múltiples discriminaciones, agravadas por la falta de recursos específicos para ellas.

Las mujeres con problemas de adicciones se enfrentan al rechazo de su entorno por incumplir con los mandatos de género tradicionales, buena parte de ellas no tienen apoyos familiares ni sociales.

Viven su problema en soledad, atrapadas en la culpa. Por tanto, ocultan la adicción y retrasan la petición de ayuda para poder acceder a la terapia más adecuada.

Casi todas coinciden en mostrar una baja o inexistente autoestima, sufren violencia de género y relaciones emocionales de subordinación.

La situación sobrevenida por la pandemia de Covid19 ha empeorado la situación de las mujeres a las que atendemos, lo percibimos en un informe realizado con datos recogidos de nuestras entidades federadas:

  • Se detectó un aumento del consumo, en la mayoría de los casos, de alcohol y benzodiacepinas.
  • Muchos recursos y entidades de atención se encontraban cerrados, lo que ha sido una dificultad añadida para las mujeres, tanto para el inicio de tratamientos, como para la adhesión a los mismos.
  • Muchas de las mujeres atendidas han presentado y presentan relaciones conflictivas con sus parejas y familiares, agravándose la situación al encontrarse confinadas con sus propios agresores.

Desde la red UNAD reivindicamos recursos específicos para las mujeres con problemas de adicciones, ya que la mayor parte no están pensados para ellas.  El sistema actual está concebido en su origen sólo para los hombres.

Ante la dificultad de las mujeres para poder acceder a tratamientos, solicitamos espacios seguros y diseñados para mujeres donde puedan recibir tratamiento, libres de estigmas y censura social.

0
  Entradas relacionadas
  • No related posts found.

Añadir un comentario


dieciseis − trece =